martes, 17 de enero de 2012

302. PATAGONIA



Me cuentan que una fotógrafa norteamericana con apellido alemán regala un libro de maravillosas fotografías de una zona ignota de la Patagonia porque dice que la van a joder los ingenieros malos y los capitalístas pérfidos con presas de hormigón y postes eléctricos. Y siendo gratis, pues ya se sabe, cueste lo que cueste: voy y me lo bajo. Y aunque si os doy el título no os va a ser difícil encontrarlo y descargarlo desde otras páginas, mucho mejor que lo cojáis del servicio DROPBOX  de ente blog, que para eso está. Por no abrir otra carpeta y andar con las invitaciones, os lo dejo en "música spypblog", revuelto con los discos. 

Como veréis, el libro es de un preciosista que te cagas, es decir, fotos de esas maravillosas que gustan muchísimo a todo el mundo... menos...... a mí, ahhh (rarito que soy). No sé por qué será, pero no me las creo. Seguro que hará mucho frío, o habrá moscas, o dará miedo andar por allí. Me da que este tipo de fotos tienen encima  varias capas de barniz de ecologismo barato, filtros de fotos arttisticas y beatería progre hacia la naturaleza. Algo falso y engañoso, como de publicidad o así. De todos modos, ya digo, malo no es verlas, y a todo el mundo les van a encantar. Aquí la fotógrafa con su supercámara:



Pero lo bueno de esta historia es que estando con el sPyPnic por allí pues me he puesto a situarme en la Patagonia que es un territorio del que todos hemos visto muchas fotos maravillosas sin saber donde caía cada cosa. ¿Qué sabía yo de la Patagonia? Tres cosas: el glaciar Perito Moreno, el conjunto del Cerro Torre/ Fitz Roy y las Torres del Payne. Pero de situarlas, ni papa. Y he aquí al fin la solución. 



La zona de las fotos del libro es la de todas esas montañas blancas que caen al sur del pueblo de Aysen, justo a la izquierda del Lago donde está Perito Moreno pueblo, que no tiene nada que ver con el glaciar Perito Moreno que está mucho más abajo. Bueno sí, que se llaman igual y pueden llamar a confusión. Supongo que ambas las fundaría y descubriría el perito aquel. Bajo un poco con el sPyPnic y os hago una toma en perspectiva de toda la Patagonia montañosa con los puntos significativos marcados (chulo que es uno):


Y ahora vamos por partes. Lo más curioso de Aysen es que, a pesar de estar tan lejos de la costa se llama "puerto Aysen", porque es como un Estocolmo chiquito con un enorme laberinto de islas, fiordos y brazos de mar entre el pueblo y el océano.  El día estaba un poco gris pero bien vale una foto:


y otra más de Aysén de cerca, con su pequeño aeropuerto a la derecha (mucho mejor para llegar hasta allí que en barco):


Para fotos de la zona del libro ya tenéis el libro, así que me voy pArgentina. Paso de bajar a Perito Moreno pueblo porque tiene un aspecto tristísimo y voy directo a la zona del Cerro Torre. Y de allí mismísimo, os traigo una superfoto de Panoramio que podría estar perfectamente en el libro del que hablamos. Una maravilla, vaya. Tanto es así que yo ya me la he puesto de fondo de pantalla (si seré cursi...)


Venga, seamos serios y veamos la zona desde un poco más lejos con la ayuda del sPyPnic y Googerth:


Apreciamos ahora mejor la composición de la zona, abierta a la Patagonia argentina, con su laguito, su glaciar, el Cerro Torre al fondo y el imponente Fitz Roy a la derecha. Y para no ser menos, aquí otra foto al natural del Fitz Roy cogida del mismo lugar que la anterior:


Visto. Vamos hacia abajo, a CALAFATE, que es el punto de partida de las excursiones al glaciar Perito Moreno. El pueblo es también de dar pena, pero con aeropuerto a la derecha, lago inmenso y nieves  al fondo:


Para encontrar el famoso glaciar lo mejor es tomar altura, y sabiendo la historia que le venden al turista del estrépito que una vez al año se monta al romperse la punta del glaciar por la fuerza de la diferencia de altura del agua de un lago y otro, no necesitamos ni guía. Esa lengua de arriba a la izquierda tiene que ser:


Y es, claro está. Bajamos un poco más, y el googerth se nos llena de miles de fotos de turistas. Todas preciosas, ale. Vedlas vosotros si tenéis paciencia que yo me quedo con la de mi cámara gugerziana:


Ya sólo nos queda ir a las Torres del Payne, que si no esté post lleva trazas de ser épico. Están un poco más hacia el sur, no mucho. Las perspectivas de este macizo son muy variadas y siempre impresionantes, así que aquí me perdono y vuelvo a recurrir a las fotos maravilla:


¡Toma ya! 



¡Y toma acullá!

¿Que os ha gustado el viaje? Pues otro día más. Viajes sPyPnic, los más baratos, los mejores, los  más instructivos, cómodos y saludables. Sin moscas, fríos, miedos, timos, turistas, guías ni propinas. Un placer.