viernes, 3 de febrero de 2012

319. LOS PRESIDENTES DEL REINO DE ESPAÑA


Hoy toca clase de Geografía Humana. ¡Niñoooos! ¡Silencio! Vamos a ver cuántos Presidentes conocemos y qué sabemos de ellos. Vale, sí, que todos tienen coche oficial, ministros, escolta, palacio presidencial, periódicos y televisiones propias, y que se dedican a convertir las casas regionales en embajadas y a tirar los hospitales del Presidente de Todos y a hacer los suyos propios. Porque como sabéis, España es como el Misterio de la Santísima Trinidad, hay un solo Presidente Padre, un Presidente Hermano y Diecisiete Presidentes Taifas. Vamos con ellos y así repasamos el mapa de España, que no os vendrá mal.


Galicia, ese país que inventó Fraga Iribarne, donde llueve mucho y hablan como cantando o con morriiiña (etimología: morros de niña). Presidente, Don Alberto Nuñez Feijoo. Tuvo el mérito de echar a los socios-nacis que durante cuatro años se habían apoderado del invento de Fraga. Cuando tomó posesión dijo que iban a volver a hablar sin poner morros de niña, pero desde entonces no se ha sabido más de él.


Asturias,  donde el que no es prejubilado de las empresas del Estado es pensionista. Tienen de presidente a un disidente del PP, don Francisco Alvarez Cascos. Sus viejos conmilitones y los del PSOE le acaban de hacer la pinza al intentar aprobar los presupuestos y se le ha ocurrido volver a convocar elecciones con la idea de romper la pinza. Cascos tiene cara de boxeador, así que atentos al segundo asalto no me lo vayan a prejubilar también.


Los presidentes de Santander, que se dicen de Cantabria por modestia y para no ser tomados por un Banco ("el Banco") tienen que hacer alguna payasada en televisión para que se les conozca. Como ahora no veo la televisión, no sé si este ha hecho ya la suya. En todo caso no tenía ni idea de cómo se llamaba: don Ignacio Diego, dice Google. Espero que no sea primo de los Diego de la Ceja y no les vaya a quitar el empleo.


Hombre, don Pachi López, Vd. por aquí. Tanto gusto. Hizo morder el polvo a los Nacis del Partido Vasco con apoyo del Partido de los Populares. Hasta que hizo esa pirueta, el malo de Federico le llamaba Pachi Nadie y también tuvo que morder el polvo. De todos modos y con la que cae en Socilandia parece que le quedan dos telediarios.


Navarra, donde el periódico aquel llamado Pensamiento Navarro, ja ja ja. La nueva presidenta se llama doña Yolanda Barcina, no tengo ni idea de qué partido es, pero tiene un VAIO y no se apellida Sanz, lo que en la limítrofe Rioja se agradece mucho (luego se verá por qué).


La despoblada Castilla León tiene a este gordito de presi. Don Juan Vicente Herrera, se llama. Ojo con Castilla León que ha dado dos Superpresidentes, Aznar y Zapatiesta. Lo único que me suena de él es que dijo alguna bobada machista y políticamente incorrecta para darse a conocer entre las feministas, aunque igual fue su antecesor, no sé.


El cinco o seis veces ya Presidente de la Rioja, Don Pedro Sanz, adelantándose a las políticas de austeridad tiró el estupendo hospital del reino porque se llamaba San Millán y construyó uno jrandioso al que le llamó Sanz Pedro (lo que demuestra electoralmente que aquí somos más devotos de San Pedro que de San Millán). Durante años tuvo un gran problema nominal porque el Presidente de Navarra también se llamaba Sanz, asunto que como hemos visto un poco más arriba, ya está arreglado.


Mañaaaaa, ¿hace falta decir de dónde es Presidenta esta señoraaaaa?. De Aragón, mañaaaa, de Aragóoon. Doña Luisa Fernandaaaa (toma ya nombrecito), doña Luisa Fernanda Rudi. Con esa sonrisa de satisfecha no la veo como sus antecesores inventando una fabla aragonesa, de lo que me alegro mucho.


Barsaaaaa, barsaaaaa, barsaaaaaa. Los catalanes son como los portugueses del Mediterráneo, razón por la cual el Real Madrid se está armando de mercernarios portugueses de verdad. Arturo Mas, de los Mas es Menos, preside una deuda que te cagas, por lo que seguirá pidiendo dinero a Madrid un mes sí y el otro también, y de no dárselo, el Barsa volverá a humillar al Real en el Bernabeu. Barsaaaa.


Ji ji ji ji, la presi de madrí. Clavadita a la profe de Historia de mi cole. Doña Esperanza Aguirre es una rara mezcla de la dulzura de su nombre y la cólera de su apellido. Gobierna en el mismo sitio que el Presidente de Todos Todos, por lo que una buena solución para la austeridad que postulan es que se casaran y cerraran uno de los dos palacios.


Don José Ramón Fabra ya tiene apellido textil por lo que no creo que nadie le vaya a regalar trajes. Pero si no le regalan trajes ¿cómo le van a conocer en el resto de Espanya? ¿Una cremá en el aeropuerto de Castellón? ¿Otra en la ciudad de las artes para ahumar los Calatrava? ¿Una república federal en Alicante? Algo tendrá que hacer este hombre o mañana se me habrá olvidado su careto.


De este ya me había olvidado del todo. Don José Antonio Monago hizo la virguería de aliar al PP con los Comunistas para echar a los Sociatas de Extremadura. Como pasó a la historia el primer día de su mandato ¿para qué ocuparnos más de él?


Mari Cospe de La Mancha tomó al fin Toledo, hasta entonces en manos rojas y púrpuras. O consigue que el Cardenal Primado de España con sede en su reino pueda ser una mujer, o no pasará a la historia, le saldrán arrugas y no podrá ser presentadora de televisión , que es de lo que hace cara. Su nombre verdadero, doña María Dolores de Cospedal.



Don Ramón Luis de Valcarcel, presidente de Murcia, ha conseguido colocar a todos sus colegas del PP en las comunidades autónomas que no le querían dar el agua, pero ni por esas. En realidad quería levantar el dedo justo a la derecha del que levanta, pero como son amigos no se qué va a hacer el hombre ahora.


Si no fuera por lo lejos que me pilla, Andalucía sería mi reino preferido, porque en cuarenta años de taifado ha conseguido no desmembrase en ocho nuevos reinos. A cambio ha conseguido que la imagen del socialismo sea ahora la de esas mariposas de diseño gráfico. Como don José Antonio Griñán, que así se llama el señor del dedo, le gane al PP en las próximas elecciones de marzo, lo que me voy a reir, ja ja ja ja ja.


A don Paulino Rivero le vendría mejor el título de Virrey que el de Presidente. ¿Por qué no? Al fin y al cabo, si aprovechando que están muy lejos hacemos que las Canarias sean una colonia (no de las de navidad, no confundáis) España volvería a ser un Imperio. Y a don Paulino le haríamos un hombre. Dejémosle que lo siga pensando y vayamos con el presidente dieciocho:


Ah! ¿qué sólo somos diecisiete reinos? ¿y qué? ¿qué más da diecisiete que dieciocho, si puestos a odiar lo que suene a español los portugueses son los mejores y de largo? Un ejemplo a seguir para todos los demás. La envidia de Artur Mas por Menos. Don Aníbal Cavaco Silva, se llama su señor presidente, al que imaginamos con sus ministros, palacios, escoltas, etc. igualito que los diecisiete nuestros. Con reconvertir sus embajadas en casas regionales, ya se habría puesto a nuestro nivel y le admitiríamos encantados en la peña. Animo Anibal


Dura clase esta, lo sé, niños, lo sé. Pero ahora queda lo peor: de deberes, tenéis que escribir diez veces cada uno de sus nombres. Ala. Hasta mañana.