miércoles, 17 de diciembre de 2008

ZAPATIESTA




La ingente e incalculable legión de periodistas antiBush ya tiene un héroe. No se llama Zapatero, pero casi: y es que usó sus zapatos para agredir al emperador americano. Dicen contentos todos los periodistas e islamistas del mundial mundo que lanzar un zapato es lo más ofensivo que hay en el islam. Pues por mí que lancen zapatos en vez de aviones comerciales cargados de gente inocente.
Eso sí, espero que los políticos sensatos obliguen a que los periodistas vayan descalzos de ahora en adelante a las ruedas de prensa. En el mundo islámico las ruedas de prensa cobrarían una especial relevancia porque es la costumbre más extendida para entrar en los recintos religiosos.

Claro que..., si le lanzaron unos zapatos también le podían haber arrojado una cámara de fotos ¡o una de video! Sería islámicamente mucho menos ofensivo, pero bastante más dañino. Pues nada, sin cámaras de fotos ni de video. Y sin cinturones con hebilla también, y que vayan a las ruedas de prensa con lapiceros recortados y de punta roma, no se les vaya a ocurrir ponerse a usar los Bic como cerbatanas.

Por culpa de ese periodista pasado de rosca van a venir tiempos difíciles para los periodistas pero ellos se lo han ganado. Por aplaudirle a rabiar.

(Quien quiera hacer dinero que haga escapularios con su efigie. Con la de periodistas antiBush que hay en el mundo se iba a forrar).