viernes, 3 de junio de 2016

849. BHAGIRATHI III



Por culpa de ese mocoso cogido de la mano de su padre hoy enciendo los cohetes del spypnic y nos vamos a un remota región del norte de la India situada entre Cachemira y Nepal en la que nunca habíamos estado.


Ea, ya veis, Islamabab y Cachemira a la izquierda, Nueva Delhi abajo, Chandigarh un poco más arriba (con todos sus Le Corbusieres, oh), pero... a dónde en verdad vamos es a ver una montaña, el Bhagirathi Peak. No exactamente al Bhagirathi I que pone ahí y que tiene 6.856 m sino al III que es un poco más pequeño pero que tiene una pared de granito de más de mil metros que recuerda a las del Yosemite Valley aunque... a 6.000 metros, joer. Os enseño una fotito para os vayáis haciendo una idea. Hablando de paredes ya os imagináis cuál es el III:


Pero vayamos despacio y volvamos a los mapas, con calma, ...como hacemos los viajes sPyPnic.


Para darle más emoción a la ruta vamos a aparcar el sPyPnic en el punto amarillo (un pueblo de esos con nombre indio que lo olvidaríamos a los dos minutos de decirlo) y vamos a subir hacia el norte por el valle del río Ganga (o Ganges para los amigos) hasta el glaciar del Gangotri donde se ve que nace el jran río. Unos ochenta kilómetros nada más para hacer boca.


Llegando a ese río de hielo echamos un vistazo a la derecha para, ohhhh, alucinar con el Shivling Peak... ¡madre mía que piquito! Y yo sin enterarme de que había estas cosas en el mundo:


Y un poco más arriba, miramos a la izquierda, y ohhh, el impresionante muro con forma de pepino del Bhagirathi III...


...muro que según dicen por internet, acaba de subir el mocoso de la foto de arriba, o sea, Martín Elías, el hijo de Luisvi, con otros dos amiguetes italianos y un francés (Martín es el de atrás; el francés en seguida se ve quién es, y los italianos serán los otros dos, claro)...:


Ascensión que han hecho por una ruta que abrieron unos colegas catalanes (Juan Tomàs, Joan Carles Aldeguer, Sergi Martínez y Josep Lluís Moreno) nada menos que en 1984, es decir, justo en el año en que Martín llevaba ese pantaloncito rojo, y que les ha llevado a exclamar lo valientes que fueron por meterse en aquellos berengenales en aquellos tiempos.


La vía es la 1 y se llama Estrella Imposible. Y esta es la ficha (en catalán, idioma que dominamos tots aquí perfectament) que preparó uno de los cuatro montañeros para el Centro Excursionista de Badalona.

Feliz regreso a casa. Ya sabéis: viajes sPyPnic son los mejores: chenchacionales y chupercheguros.